Excerpto: Ecoturismo Mexicano: la promesa, la realidad y el futuro.
Un análisis situacional mediante estudios de caso.
por: Rafael Guerrero Rodríguez
http://www.uaemex.mx/plin/psus/periplo18/articulo_02.pdf
catemaco.info
documentos guardados - saved documents
catemaco.info
documentos guardados - saved documents
“La Islas de los Changos” se encuentran localizadas en el municipio de Catemaco, en la parte sur del
Estado de Veracruz. La importancia de los recursos naturales en Catemaco es altamente reconocida
a nivel nacional pues alberga un gran número de especies en flora, fauna y geología. En 1974, fue
introducida una población cautiva de macacos de la especie “Stump-Tailed” provenientes de Tailandia.
Esta población fue ubicada en la isla llamada “Tanaxpilli” dentro del Lago de Catemaco con la finalidad
de estudiar científicamente el modus vivendi de esta especie (Serio-Silva, 2006). En un principio, la
custodia y cuidado de estos animales quedó a cargo de la Universidad Veracruzana, la Universidad
de California, La Fundación para la Ciencia del Comportamiento y la Universidad Nacional Autónoma de
México a través del Instituto de Investigaciones Biométricas.

En 1987, la Universidad Estatal de Nueva York reintrodujo una colonia más de estos primates con
fines derehabilitación natural en condiciones de mayor libertad en otra de las islas del lago 10. Desde
el principio, la comunidad local consideró favorable la introducción de estas colonias de primates a su
medio natural pues los veían como una oportunidad para atraer turismo (Estrada y Coates-Estrada,
1976); desde entonces, estas dos islas fueron nombradas por los habitantes locales como “las islas
de los changos”.

De acuerdo a Serio-Silva (2006), poco después de la introducción de los primates, tres asociaciones
comunitarias fueron formadas con la finalidad de prestar el servicio de transporte en embarcaciones
impulsadas con motor: la “unión de lancheros”; la “sociedad cooperativa de lancheros” y los
“lancheros independientes”. Se estimaba que estas tres asociaciones distribuirían equitativamente los
beneficios económicos derivados del turismo. A pesar de que la extracción maderera y la pesca
habían sido las actividades económicas principales, el turismo creció rápidamente poco después de la
introducción de las colonias de primates. Serio-Silva (2006) establece que la contribución económica
del ecoturismo ha sido substancial: 24.3% más ingreso respecto de actividades primarias, y mayor
disposición de las comunidades locales por participar en actividades relacionadas al turismo.

La presencia de estos animales ha ayudado a desarrollar otros proyectos turísticos locales
complementarios como el Parque Ecológico de Nanciyaga (1991) y la promoción de la ya
nacionalmente famosa práctica de brujería en la población de Catemaco. La visita a las islas
representa sólo una parte del viaje pues el Parque Nanciyaga y otras actividades complementarias
están incluidas en un paseo en lancha a motor. El Parque Nanciyaga, que es la isla más grande dentro
del Lago de Catemaco, es el punto de referencia más importante en términos turísticos pues en él se
ofrecen diferentes servicios como visitas guiadas, avistamiento de aves, apreciación de fauna
cautiva, baño de temazcal y caminata. Además de estos atractivos, existen otros servicios
ecoturísticos en las áreas aledañas como visitas a las cascadas de Poza Reina y Cola de Caballo,
paseos a caballo, senderos interpretativos, paseos en canoa y pesca de bajo impacto.
Para 1998, la Reserva de la Biosfera llamada “Los Tuxtlas” fue establecida en el área de Catemaco
cubriendo un territorio de 155,000 hectáreas. Previo a esta declaración, la actividad económica

más importante, además del turismo, era la extracción maderera; sin embargo, una vez que la
Reserva fue establecida, esta práctica se volvió prohibida. Mader (2006) señala que esta declaración
fue, de hecho, una imposición que no fue bien recibida por las comunidades locales y que éstas
fueron forzadas a buscar otras alternativas de ingreso. En este contexto, cuatro comunidades
aledañas al lago de Catemaco -Lopez Mateos, Las Margaritas, Miguel Hidalgo y Sontecomapan-
organizaron un proyecto ecoturístico, aprovechando la existencia de las Islas de los Changos, en
coordinación con la ONG llamada Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza (FMCN) y el
financiamiento del programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. El objetivo era crear opciones
económicas sustentables que resarcieran los problemas creados por el establecimiento de la Reserva.

A pesar del gran desarrollo de este proyecto, debe mencionarse que el apoyo por parte del gobierno
Estatal de Veracruz para la planeación, evaluación y monitoreo ambiental de la zona es casi
inexistente, pues al menos oficialmente no hay un presupuesto asignado para ello (Anaya, 2005). El
hecho de haber declarado la Reserva sin la consulta y negociación con las comunidades locales ha
representado una seria limitación en términos de desarrollo económico en la zona. Finalmente, dado el
éxito turístico que ha tenido esta área, la aparición de operadores ecoturísticos informales está
creciendo (FMCN, 2007). Este problema puede agudizar las tensiones tanto en las comunidades
locales como en el funcionamiento de los ecosistemas.
Los monos habitantes de la isla de Catemaco están enfermos y poco a poco se van extinguiendo, debido
a que “tienen un problema consanguíneo tremendo” porque desde hace 40 años que fueron plantados en
la isla se aparean entre ellos mismos, lamentó el propietario de la reserva natural de Nanciyaga, Carlos
Rodríguez Elías.

Informó que los macacos atractivo visual para el turismo visitante de la única selva al norte del continente
americano se ven enfermos, por lo que requieren atención médica.

Elías Rodríguez indicó que para mejorar las condiciones de los animales se requiere del apoyo de las
autoridades del gobierno federal, estatal, pero sobretodo del municipio.

“Porque los poquitos que hay acá (Monos) son asiáticos y tienen 40 años cruzándose entre ellos, y
tienen un problema de consanguinidad tremendo y ahora que haya voluntad política del municipio se
podría hacer, si se ven enfermos, tristes”.

Explicó que de acuerdo con investigadores de la Universidad Veracruzana la solución para dar salud a
los changos sería en llevar a cabo la repoblación con monos araña.

Detalló que a 15 minutos de Nanciyaga se encuentra la reserva natural de Pipiapan en dónde los
académicos de la UV criaron un promedio de 100 monos arañas, mismos que se tiene contemplado
llevarlos a la famosa Isla de Catemaco.

Informó que la famosa Isla de los Monos “Está abandonada completamente y hay un proyecto de la
Universidad Veracruzana, somos vecinos en Pipiapan tienen más de cien monos arañas y los quieren
traer a la isla, el mono araña es endémico de la región, podría repoblarse de estos”.

El encargado del paraíso natural terrestre confió en el trabajo realizado por los investigadores de la
Máxima Casa de Estudios.

“La Universidad ya tiene el proyecto de agarrar la isla y liberar a los monos araña que son monos de
nosotros, son nuestros primos cerquita. El proyecto no se ha concretado, es buena idea que se los
traigan, Pipiapan es la reserva de la Universidad Veracruzana”.

Con respecto a la situación actual de Nanciyaga, el administrador de la reserva natural reconoció que al
abrir las puertas al público para visitar la isla el ecosistema se ha afectado en un cinco por ciento.

“Si perturbamos un pedacito de la isla, pero cuidamos el 95 por ciento de lo demás, y los ingresos
economícos son utilizados para cuidar la isla y generar empleos para la región”.

Detalló que la reserva natural se compone de 42 hectáreas, pero a su cargo tiene 10, “Es muy grande,
sobretodo porque tenemos una biodiversidad enorme, al rato tendremos una reserva de la Arca de Noe,
porque vienen de distintas universidades a estudiar los insectos, los cocodrilos, y de roedores viene de
Uruguay, Canada”.

La asistencia de turistas a Nanciyaga propició las condiciones para generar un promedio de 60 empleos
directos, y 40 jornadas de forma indirecta.

Rodríguez Elías comentó que Nanciyaga recibe al año cerca de 100 mil visitantes, y aunque se ha tratado
de incrementar el número se prevé que la crisis económica no ha permitido la llegada de más turistas.

Indicó que entre los atractivos promovidos por la administración de la reserva natura es “Un grupo de
guacamayas que traeremos de Francia para septiembre, harán un espectáculo e imaginamos que nos
aumentarán las entradas”.

Al finalizar, aseguró que casi la totalidad de los recursos de Nanciyaga son ocupados para su
preservación, “Es poco el recurso que obtenemos todo lo invertimos en la isla, porque tenemos miles de
especies que debemos cuidar”.
Macaca arctoides (I. Geoffroy 1831)
Familia: Cercopithecidae
Nombres comunes: Macaco cola de muñón-rabón, Stump-tailed macaque, Bear macaque
Distribución original: Históricamente, la especie se distribuía desde el Río Brahmaputra al noreste de la India, hasta
Guangxi al sureste de China (Nowak 1999), incluyendo Bangladesh, Camboya, China (Yunnan), India (Arunachal
Pradesh, Assam, Manipur, Meghalaya, Mizoram, Nagaland y Tripura), Laos, Malasia (norte de la península),
Myanmar, Tailandia y Vietnam (Eudey et al. 2000, UNEP-WCMC 2006).

Distribución exótica/presencia en México: Con el propósito de crear un Centro de Investigaciones Primatológicas en
México, un total de 32 animales de esta especie fueron introducidos a una pequeña isla interior (Totogochillo,
Laguna de Catemaco) en la Sierra de los Tuxtlas, Veracruz en 1974 (en 1979 fueron trasladados a la Isla de
Tanaxpillo); la intención era conformar una colonia para su estudio. Actualmente, existe una colonia
establecida que habita en condiciones semi-naturales y representa un importante atractivo
turístico (Brereton 1994, Long 2003, Rasmussen 1991, Serio-Silva 2006).

Tipo de vegetación como especie nativa (hábitat): M. arctoides es una de las especies de macaco que están
adaptadas a vivir a altitudes relativamente elevadas en mesetas o zonas montañosas de 2,000 msnm o superiores
(Nowak 1999). Habita, en bosques primarios tropicales debajo de los 1500 msnm y en bosques subtropicales
perennifolios de hoja ancha entre los 1800 y los 2500 msnm, dependiendo de la precipitación del área.
Dependen de bosques lluviosos que los proveen de alimentos y refugio y normalmente no se encuentran en
bosques secos, excepto en el área correspondiente a los Himalaya en India. No pasan mucho tiempo en bosques
secundarios y sólo lo hacen cuando bordean bosques tropicales primarios (Cawthon 2005).

Tipo de vegetación como especie exótica: De acuerdo con la clas ificación de los tipos de vegetación potencial de
México (Rzedowski 1978) la especie ocupa bosque tropical perennifolio. En particular, la flora tropical de Tanaxpillo
(Laguna de Catemaco, Veracruz) está compuesta de árboles perennes, arbustos, pastos, cactus y otras
suculentas (Brereton 1994).

Efecto sobre la flora o fauna nativa: Aunque es poco probable, la presencia de esta especie podría llegar a afectar
a las poblaciones de otros primates nativos, ya que podría llegar a competir por recursos o por espacio con éstos.
Es un portador potencial de enfermedades y parásitos transmisibles a mamíferos nativos y eventualmente, si sus
poblaciones crecieran demasiado y salieran del control del hombre, podrían llegar a afectar a las comunidades
vegetales, al alterar la abundancia de algunas especies y por lo tanto la composición de la comunidad. Sin
embargo, dado su aislamiento es poco probable, a menos que llegaran a extender su distribución local y con ello se
extiendan los efectos negativos fuera de la zona. En otras partes del mundo, se ha visto que la especie
puede afectar cultivos, como los de arroz y de papa (Long 2003).

Descripción: Son primates de talla mediana con cuerpos y extremidades fuertes. El obscuro en el lomo que en la
región ventral (Nowak 1999). Los macacos cola de muñón tienen caras rojas o rosadas brillantes que se vuelven
más obscuras conforme van envejeciendo y se exponen al sol, hasta alcanzar un color café o casi negro. Están
cubiertos de un pelaje largo e hirsuto, aunque sus colas y caras están libres de pelo y van volviéndose calvos con
el tiempo. Las crías nacen de color blanco y van obscureciéndose conforme van creciendo. Como el resto de los
macacos, tienen abazones en las mejillas para almacenar comida por cortos períodos de tiempo (Cawthon 2005).

Medidas:
Longitud total: 517-650 mm (machos), 485-585 mm (hembras) (Cawthon 2005).
Longitud de la cola: 3.2 a 69 mm (Cawthon 2005).
Longitud de la pata: ND.
Longitud de la oreja: ND.
Peso: 9.9-10.2 Kg (machos), 7.5-9.1 Kg (hembras) (Cawthon 2005).

Presencia de dimorfismo: Los machos de macacos son significativamente más grandes y pesados (alrededor
de 50%) que las hembras (Nowak 1999). Adicionalmente, los machos de esta especie presentan dientes caninos
alargados en comparación con las hembras, carácter importante para establecer dominancia dentro de los grupos
(Cawthon 2005).

Hábitos: Es una especie de hábitos fundamentalmente diurnos y terrestres (cuadrúpeda) y como el resto de los
macacos tiene capacidades arborícolas, aunque no es tan ágil como otras especies. Se ha descrito como una
especie que normalmente no nada, como otras especies de macacos, pero en Catemaco (México) algunos
animales se han visto nadando entre las islas e islotes en donde se encuentran confinados. Normalmente, las
tropas dejan sus sitos de descanso en los árboles al amanecer y se alimentan hasta las 10:00 hrs., descansan
hasta las 14:00 hrs. y vuelven a alimentarse hasta las 18:00 hrs. En promedio se pueden desplazar entre 2 y 3 Km
por día, aunque durante la época de lluvias no tienen que desplazarse tanto, pues la comida es abundante. El
ámbito hogareño es desconocido, pero se estima que debe ser de varios Km2. Pasan la mayor parte del tiempo
viajando sobre el suelo, a lo largo de los bancos de ríos y arroyos, pero también forrajean frutas y hojas en
los árboles o suben a ellos cuando están en peligro (Nowak 1999, Cawthon 2005). Socialización: Existe poca
evidencia de territorialidad entre los grupos del género Macaca y existe generalmente un amplio traslape de los
ámbitos hogareños de los diferentes grupos, aunque prefieren evitarse y defenderán áreas en momentos
determinados (Nowak 1999). Los macacos viven en grandes grupos, conformados por varios machos y hembras,
que van de 5 a 60 individuos. Las hembras permanecen en sus grupos natales, mientras que los machos los
abandonan antes de alcanzar la madurez sexual y se incorporan a un nuevo grupo para reproducirse. El
comportamiento agresivo entre hembras no es tan severo y peligroso como en otros macacos. Una vez que han
ingresado a un grupo, los machos adultos establecen una jerarquía de dominancia estricta a través de combates,
aunque se observa una reconciliación más rápida que en otras especies del género. Los machos son dominantes
sobre las hembras y el macho alfa guía a los grupos en los recorridos y junto con otros machos de la jerarquía
inferior inmediata resguardan al grupo de depredadores mientras forrajean. Los machos adultos protegen a las
crías y juveniles si éstos se encuentran en peligro e interfieren en interacciones entre hembras. En cautiverio se
han caracterizado como tratables e igualitarios, pero se han reportado ataques y muertes de humanos en el medio
silvestres, si son provocados (Cawthon 2005).

Hábitos de alimentación: Como el resto de los macacos, esta especie es básicamente vegetariana y se alimenta
de frutos silvestres y cultivados, moras, granos, hojas, ramas jóvenes, semillas y flores, aunque pueden comer
insectos, pequeños invertebrados (e.g.cangrejos dulceacuícolas) y ocasionalmente huevos y pequeños
vertebrados (Nowak 1999). En México, estos macacos experimentan continuamente nuevos alimentos, incluyendo
en su dieta variedad de plantas nativas que no encontrarían en su área de distribución original. Se ha observado
que se alimentan de arañas, gusanos, caracoles, insectos, ranas, lagartijas, aves y ratones, y eventualmente van
también en busca de huevos de aves y tortugas (Fooden 1990). La dieta de las colonias de Catemaco es además
complementada por parte de los investigadores con pellets (croquetas) prefabricados, así como con una variedad
de frutas y vegetales (Brereton 1994).

Residente/migratorio: En ocasiones realizan migraciones estacionales de una montaña a otra (Nowak 1999).

Estado de conservación: La especie se ha reportado como rara a lo largo de toda su área de distribución natural
y aparentemente sus poblaciones han declinado a causa de la deforestación y la alteración de su hábitat,
principalmente por conflictos armados (Nowak 1999). Las poblaciones más amenazadas se encuentran en India y
Bangladesh, en donde no han sido vista desde 1990, por lo que posiblemente se encuentren extintas. En ambas
áreas las principales amenazas son la destrucción de su hábitat y la cacería. La especie también es rara en
Malasia y Tailandia; en 1991 se reportó un avistamiento por gente local, aunque los investigadores no la han
reportado desde 1976. A medida que las poblaciones humanas crecen, especialmente en India, y los procesos de
colonización de bosques primarios continúa, el nivel de amenaza de sus poblaciones silvestres se incrementa. Al
ser un primate relativamente grande, es utilizado como fuente de proteína (Cawthon 2005). De acuerdo con una
evaluación realizada por A. Eudey y miembros del Grupo de Especialistas en Primates (2000) de la Comisión de
Supervivencia de Especies de la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN-SSC, por sus siglas en Inglés) la especie
se clasifica como Vulnerable (VU A1cd) en la Lista Roja de la UICN 2006. Ello basado en una reducción de sus
poblaciones silvestres de al menos el 20% en los últimos 10 años, inferida a partir de una disminución en el área
ocupada y calidad de hábitat y de los niveles de explotación.

Ciclo reproductivo: Las hembras de Macaca son capaces de entrar en estro (normalmente dura 9 días) varias
veces durante la temporada reproductiva, con una longitud de ciclo estral promedio de 30.7 días (para esta especie
en particular). El período entre nacimientos reportado para una colonia cautiva de M. arctoides promedió 619 días
cuando el destete ocurría de manera natural y sólo 292 días después de abortos o nacimientos de crías muertas
(Nowak 1999). Esta especie tiene una tasa reproductiva relativamente baja comparada con otros macacos. El
apareamiento tiene lugar principalmente entre octubre y noviembre en el medio silvestre, entre febrero y marzo en
México y no es estacional en cautiverio (Cawthon 2005).

Tiempo de gestación: En promedio 177 días (Nowak 1999, Cawthon 2005).
5 documentos sobre los macacos de Catemaco
Monos de Nanciyaga en peligro de desaparecer
por Verónica Huerta
Publicaciòn original: AVC Noticias, Veracruz, 28 junio 2010 - ahora desaparecida
http://www.avcnoticias.com.mx/resumen.php?idnota=72777
Excerpto: Animales exóticos en México: una amenaza para la biodiversidad.
Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad,
Álvarez-Romero, J. G., R. A. Medellín, A. Oliveras de Ita, H. Gómez de Silva y O. Sánchez.
Instituto de Ecología, UNAM, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, México, D.F., 2008, 518 pp.
http://www2.ine.gob.mx/publicaciones/download/590.pdf
Repoblarán la isla de los monos en Catemaco.
por: FrankMortera
Publicada en Veracruz Informa, 24 febrero 2011
http://www.veracruzinforma.com.mx/?p=14933
Se trata de un convenio que firmarán las autoridades de la Universidad Veracruzana con el municipio de
Catemaco donde se pretende introducir a la isla una colonia de changos arañas, la especie oriunda de la
región de los Tuxtlas. Y es que los changos que actualmente viven en esa isla que son como 25, tienen
más de 40 años y ya tienen síntomas de mal formación genética por tanta cruza entre ellos, dijo el alcalde
de Catemaco Eliuth Cervantes Ramírez.

“Es un programa que estamos por arrancar con la universidad veracruzana donde la colonia de primates
que hay ahí que es una colonia asiática y lo que haremos es cambiarlos, vamos a meter al mono araña o
aullador que es el nativo de la zona”, dijo.

El número de monos jóvenes que se meterán aun está por determinarse, eso es a decisión de los
científicos e investigadores de la UV.

Los changos que ahí viven actualmente su nombre científico es Macaca arctoides, pertenece a la familia
de los cercoptitecidos y es originaria del sureste asiático. Este grupo fundador estuvo integrado por monos
nacidos en cautiverio trasladados a la isla  en los años 70´s desde el Centro de Estudios de Primates del
Caribe, perteneciente a la Universidad de Puerto Rico; con el objeto de desarrollar distintos proyectos de
investigación.

La propuesta original planteaba introducir diferentes especies de monos, inclusive chimpancés, en cada
una de las islas de Catemaco, por lo cual se aprovechó este circunstancial donativo de animales para
desarrollar estudios de conducta social. Sin embargo, este ambicioso y poco exitoso proyecto,
consideraba objetivos de reproducción y conservación de las distintas especies.

De manera desafortunada, no se contó, desde el principio, con recursos financieros, ni apoyo suficiente,
para conseguir más monos de cualquier especie, limitándose a trabajar sólo con esos macacos.
Poco después, los monos subsistieron semi-abandonados, sobreviviendo con ayuda de los lancheros de
la localidad quienes les llevaban alimento, ya que la isla de los changos se había convertido en un
afortunado atractivo turístico de la región.

En la actualidad ambas islas se encuentran a cargo de la Universidad Veracruzana, institución que se
hace cargo de subvencionar los gastos necesarios para la capacitación de los estudiantes y el bienestar
de los monos.